7 de octubre de 2016

Un Lunes en Liverpool






Tras el beatlemaniaco día anterior, nos quedaba un segundo día para conocer algo mejor la ciudad originaria de John Lennon y Paul McCartney. Así que tras despertar y desayunar un café con unas galletas en la habitación, salimos a aprovechar el día caminando un lunes en Liverpool. Por suerte nos tocó un lindo día soleado, el cual le cambia la cara a cualquier lugar incluso a una ciudad como Liverpool. Salimos del hotel y nos dirigimos caminando sin mayor prisa. Primero caminamos por la Hannover Street, cruzamos entre medio del Liverpool ONE para luego a comenzar a dar vueltas por una serie de lugares considerados icónicos por los fanas de The Beatles como el lugar donde se encontraba el famoso boliche (pub/antro) The Cavern, el cual estaba en el 10 de la Mathew Street, pero fue demolido hace varios años, pero se reprodujo una puerta similar a la que pasaron los Fab Four a probar su primer sorbo de fama.

Selfie con John
Siempre va a haber gente sacándose fotos o las insufribles selfies allí en The Cavern al igual que en la estatua de John Lennon como también en la cercana estatua de Eleanor Rigby en la Stanley Street a pocas cuadras de allí. Acá es el momento de escribir una advertencia para todo que venga a Liverpool:  debes tener claro que si no le gustan los Beatles (o el Everton o el Liverpool FC), no tiene mucho sentido estar más de un día en esta ciudad, pero en mi caso que los había oído algo, pero no al nivel de considerarme un beatlemaniaco. Conocer Liverpool  fue un interesante recorrido por un ciudad que si no tuviera a los Fab Four como principal ícono turístico y cultural, sería más conocida por tener los Hooligans (barras bravas) más peligrosos del Reino Unido o por ser una de las regiones de Inglaterra donde tanto las bombas de la aviación nazi como las reformas neoliberales de Thatcher hicieron mayor daño.

Todo bien con uno que es ñoño de ciencias sociales y humanidades (lo que antes se llamaba ratón de biblioteca), pero tengamos en cuenta que la mayoría de la gente no se mueve con los mismos intereses y una ciudad como Liverpool sin Beatles no sería muy turística. Pero más allá de lo anterior, el conocer y darte una vuelta por  Liverpool está bien si quieres conocer una Inglaterra mucho más allá de Londres y del folleto turístico,  lo que sin duda  es un país mucho más real que los mundialmente famososs estereotipos del tipo con bombín y paraguas impecablemente vestido, el estirado guardia del Palacio de Buckingham o el bruto y analfabestia Hooligan que aparece en cuanto en cuanto en cada Eurocopa o mundial que juegue Inglaterra. Es por ello que Liverpool debe ser conocida, ya que este es el lugar donde salió buena parte de la música que escuchamos hoy en día. Sin The Beatles, con suerte el rock habría evolucionado algo más que lo que hacía el panzón de Memphis, Tennessee (otro lugar que habrá que conocer tarde o temprano) al comenzar a plagiar ritmos negros, pero eso si, esta es otra historia que rebasa a este blog,


Liverpool Grand Central Hall
Tras sacar algunas fotos de rigor en la zona Beatle, salimos de allí para encontrarnos con un viejo Liverpool victoriano y algo fastuoso por los alrededores de la estación Lime Street, que recuerdan que esta ciudad también fue el principal puerto de donde salían y entraban las mercancías del vasto imperio que tuvo el Reino Unido hasta no hace muchas décadas.  Pero pasando la estación Lime Street,  a pocas cuadras de allí se comienza a vislumbrar un Liverpool más real pero a la vez, mucho más decadente en términos edilicios con un teatro que le salen ramas en el techo, como lo es el Grand Central Hall y calles donde no es infrecuente ver borrachines o drogones a las 11 am de un lunes,  pero al pasar por la Bombed Out Church y tomar la Bold Street, comienzas a ver una diversidad  multiétnicaque en otras partes de la ciudad se esconde bastante bien.

Acá te das cuenta que no sólo en Londres existe una diversidad cultural y gastronómica, sino que también en lugares del Reino Unido como  Liverpool.  Una serie de numerosas tiendas y supermercados de asiáticos (nombre genérico usado en el Reino Unido para llamar a los originarios de India, Pakistan y Bangladesh) le dan un color y olor diferente a las viejas casonas que se salvaron de las bombas de la Segunda Guerra Mundial, configurando un Liverpool mucho más real y más acorde a la multicultural sociedad que es el Reino Unido hoy en día (pese al Brexit), siendo esta ciudad multiétnica  bastante diferente al Liverpool de los folletos turísticos, casi todos basados en los recuerdos cada vez más lejanos y difusos de John, Paul, George y Ringo.

Liverpool, 2016
Tras pasar por allí, comienza a dar algo de hambre, así que pasamos a un restoran de cadena, Subway, que tenía una oferta por unas
£ 2,50 , la cual probamos y resultó tan imposible de comer que desde ahí tratamos en lo posible de evitar los restoranes de fast food.

Pero al salir de ahí, nos dimos cuenta que no nos quedaban tantas libras, así que pasamos a cambiar algo de dinero a Mark&Spencers (una especie de Falabella británico) donde funcionaba una bureau de change -casa de cambio- donde cambiamos algunos euros por libras. Tras salir de la casa de cambio, recordamos que teníamos el pase recorriendo el museo Beatle, en un edificio situado no en el Albert Dock sino en la zona llamada Mann Island. Ahí se puede ver la colección de la invasión británica  además de recitales 3D, los cuales hicimos en pocos minutos. Salimos de allí y fuimos al cercano Liverpool Museum, tal vez, uno de los mejores museos sobre ciudad alguna existentes hoy en día. Entramos y estuvimos al menos un par de horas dando vuelta por el pasado lejano y no tan lejano de la ciudad. Tras allí dimos una  vuelta final por la ciudad, para luego ir a procurar la cena, esta vez, si pudimos ir al Tesco de Hannover Street para comprar ensalada, pan, jamón, ensalada de papas con mayonesa y agua por menos de £ 6 para dos personas. Así terminaba nuestro Lunes en Liverpool y había que descansar para viajar al día siguiente a Londres, pero ya es otra historia.



Un lunes en Liverpool

Tips:
- Liverpool es una ciudad totalmente caminable, pese a tener un buen sistema de transporte público (trenes de cercanías, metro, autobuses urbanos) lo que puede ser recorrido por el visitante puede ser mayoritariamente hecho a pie sin mayores problemas.


- Muchas casas de cambio no hay en Liverpool, una que otra en el centro. Una opción recomendable donde podrás cambiar euros, dólares o francos suizos por libras a un cambio digno es en la casa de cambio ubicada en el Mark & Spencers  de 30 Church Street.

- El Liverpool Museum es totalmente gratuito. Pero también hay otros museos como el  International Sclavery Museum (Museo Internacional de la Esclavitud)  o el World Museum. Más info puedes encontrar en el sitio oficial: www.liverpoolmuseums.org.uk/

- Desde acá salen ferrys para Belfast en Irlanda del Norte. Ver en Stena Lines, ubicado en la cercana Birkenhead. Más info puedes ver en el sitio oficial: http://www.stenaline.co.uk/routes/belfast-liverpool


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión? aprovecha de comentar y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!