6 de mayo de 2016

Por Europa: Una vuelta por Oporto

Oporto, Portugal


Tras el largo y accidentado viaje en tren desde Sintra y Lisboa, por fín llegamos a Oporto (Porto para los portugueses), exactamente a la estación Porto-Campanhã, para poder retomar el itinerario que teníamos originalmente en nuestra planificación original del viaje y así no seguir perdiendo reservaciones y pasajes. Ya estábamos podridos de andar arriba y abajo tras el pesado viaje en tren, así que lo único que queríamos era llegar pronto al hotel que habíamos reservado  Para variar en Portugal, en Oporto estaba lloviendo y no había muchas ganas de caminar ni andar en metro, así que decidimos tomar nuestro primer taxi en Europa para que nos llevara al hotel Rex.

Casco viejo, Oporto
Al igual que en San Sebastián, los taxistas a la salida de la estación estaban muy tranquilos esperando pasajeros sin volverse locos como sus colegas latinoamericanos. Tomamos uno,  le explicamos donde queríamos ir. Para mis interiores pensé.....este tipo se va a hacer el día con nosotros, sensación que creció cuando comenzamos a dar vueltas por las empedradas calles de Oporto, pero me tranquilicé al ver que la tarifa del taxímetro avanzaba muy poco.

Tras unos 15 minutos de andar dando vueltas, llegamos al hotel, que estaba a un costado de la Praça da República cobrándonos menos de € 8 por el viaje. Entramos al hotel y el encargado muy amable, nos contesta en muy un buen español y sin mayores trámites nos entrega la llave de la habitación, dejamos las cosas y listo a aprovechar el dia para recorrer la ciudad. Bajamos por las calles adyacentes a la Praça da República, pasamos por la moderna estación Trinidade del metro de Oporto hasta llegar a la zona céntrica de la ciudad, Acá se encuentra un largo boulevard llamado Avenida dos Aliados rodeado de edificios construidos entre los años 1930 y 1940 le dan un toque noir a la ciudad, en conjunto con las construcciones Belle Epoque, dando una armonía urbana interesante.  Seguimos caminando hacia el Duero (Douro en Portugal) hasta llegar a la estação de São Bento (antigua estación central de trenes de Oporto) donde nos encontramos con algo que veríamos bastante en Lisboa:  vendedores de hachís a plena luz del día, mejor dicho, a plena luz de la lluvia. Al menos le tuvimos que hacer el quite a unos 5 vendedores en una cuadra.....

Puente Luis I  y río Duero/Douro, Oporto

Tras esto, nos lanzamos raudamente hacia el río, pasando por la Praça de Sé, para llegar y encontrarnos con uno de los paisajes más lindos de todo este viaje, el Duero (Douro) cruzando por medio de la ciudad, estando nosotros en el sector de la costanera llamada acá Cais da Ribeira y en frente las destilerías y tiendas de vino de Oporto (vinho de Porto). Estando ahí, decidimos pasar al otro lado del río por el puente tipo mecano del siglo XIX, llamado Ponte Luis I que pasa por debajo del puente del metro....pese a estar bajo, se sentía el viento de una manera impresionante, así que había que caminar con cuidado.  Llegamos a la zona donde se encuentran las principales destilerías, las que conviven con restoranes y cafés, dimos una vuelta y volvimos por el puente Luis I, para luego cruzar un túnel que pasan sin mayores problemas peatones y vehículos para enpalmar por la Rua das Flores y volver a la Avenida dos Aliados, donde comimos algo en una casa de comida rápida, la cual ocupaba un viejo café, respetando la originalidad de la arquitectura. Luego volvimos a la zona del hotel, sin antes comprar para la cena en el supermercado Pingo Doce, donde encontramos un vino más que digno por unos € 1,35, compramos jamón y pan baguette para armar la cena de bajo costo en la habitación. Había que descansar para viajar al día siguiente a Lisboa.

Oporto de noche
Tips de viaje y recomendaciones

La estación Porto-Campanhã es donde llegan los trenes de Lisboa e intermedios como del norte de Portugal. Es también una parada del Metro de Oporto, el cual cruza también desde el centro hasta el Aeropuerto Sá Carneiro, el segundo aeropuerto del país, con vuelos al resto de Europa, África y Brasil

Hay una amplia oferta de hoteles y hostels, en el que nos quedamos es el Hotel Rex (Praça da República 117), a cuadras del centro con precios que iban desde los
€ 25 la doble con baño privado y desayuno incluido. Ojo, si no se hace entender mucho con el portugués, no se preocupe el personal habla español.

Los taxis en Portugal, ya sea en Lisboa o Oporto son muy baratos en relación al resto de Europa. Viajar en ellos es seguro.

Oporto es una ciudad caminable y tranquila, pero eso sí, cuidado con los vendedores de hachís, no son violento pero por momentos si no se está acostumbrado, te pueden sacar de onda

Comer es barato, pero si es de presupuesto gasolero o bajo costo, comprar comida en el supermercado puede salir bastante económico, un supermercado recomendable es el Pingo Doce que se encuentra en las principales ciudades de Portugal.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión? aprovecha de comentar y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!