3 de diciembre de 2013

Visita al Centro de Río de Janeiro: Cinelândia, Río Branco y Saara

Mural en Cinelândia,


Río de Janeíro es sin duda una caja de sorpresas para cualquiera que quiera abrirla. Pese a que muchos sólo asocian a Río (y Brasil por añadidura) con los estereotipos de sol, playa y  desenfreno, la cidade maravilhosa tiene una zona centro que reúne tanto vestigios del pasado junto con movidas calles con comercio popular.  Cualquier recorrido por el centro debiera de partir por Cinelândia, llamada así por ser la zona de los cines de la ciudad pero ahora es sede de las cada vez más frecuentes protestas que tienen indignada a la sociedad brasileña en los últimos tiempos. En Cinelândia  y sus alrededores se encuentran tanto la Praça Floriano como el lujoso Theatro Municipal, el Museo de Bellas Artes y la Biblioteca Nacional, reflejos de los tiempos en que Río pasaba de ser la capital del añoso imperio a ser la floreciente capital de la República.

Amarelinho,Cinelândia 
Tras sacar las fotos de rigor en la zona y ver los efectos de las protestas, caminamos por la Avenida Río Branco, una arteria que durante la semana hierve de actividad por ser sede de bancos y oficinas, pero los fines de semana literalmente es un remanso, salvo en una esquina donde se encuentra Promoinfo, una especie de shopping de informática, algo parecido a la Plaza de la Computación del DF mexicano, donde se pueden encontrar computadoras, smartphones truchos (tipo de los que se encuentran en Ciudad del Este), memorias sd y toda clase de gadgets a un precio superior a los que se pueden encontrar en tiendas similares de la Argentina (increíble, pero cierto!!!). Pese a ello, tuvimos que comprar una SD de 4 gigas por 20 Rs, dado que una que traíamos se fue al cielo de las SD, pero bueee, son los gajes del oficio del viajero.

Tras esta escala técnica, luego seguimos caminando unas cuadras y al ver que no habían muchas señales de vida en la avenida Río Branco, decidimos ir al sector llamado Saara, una zona comercial que se establece a unas pocas cuadras de la Avenida Rio Branco, estando su epicentro en la llamada Rua da Alfândega (calle de la aduana). Acá el paisaje urbano cambia de enorme forma, pasar de grandes edificios de Cinelândia, las oficinas de la avenida Río Branco al comercio callejero que se desarrolla a gran escala por las calles que conforman la Saara.

Saara
Si el visitante es amigo de conocer una cara diferente de Río de Janeiro, este es el lugar: tiendas de ropa como las de la Avenida Avellaneda en Buenos Aires (pero horrorosamente más cara, ahora entendí por que tantos brasileños llegan cuales hordas a los outlets de Aguirre en Villa Crespo o a la misma Avenida Avellaneda), como también de electrónicos,  artículos de ferretería, chucherías de ocasión, recuerdos de Río algo más baratos que si son comprados en Copacabana o Ipanema, paraguas con imágenes de Rio clásicas como las del Cristo Redentor y del  Pão de Açúcar, todos elementos que podrían ser parte de una excelente decoración kitsch que para el uso diario ¿Los precios? Sin duda más caros que Buenos Aires, algo elevados.

Tras recorrer algunas cuadras de la Saara, nos pilló la lluvia (infame compañera de toda nuestra estadía en Río de Janeiro) así que primero buscamos refugio y  para ello caminamos por la Avenida Getulio Vargas, la que es un conjunto de bloques de hormigon lleno de oficinas y vendedores ambulantes que marcan el límite norte de la Saara, para luego ir a algún lugar para comer. Por suerte encontramos una de esos lugares que venden la comida por kilo y donde los 100 gramos estaban a 2,34 Rs. (para comparar precios, en Copacabana el precio promedio de los 100 gramos no bajaba de los 4,35 Rs).


Confeitaria Colombo

Luego de comer algo para seguir camino (la comida no era taan deliciosa, hay que aclarar) pasamos a ver uno de los símbolos urbanos del centro de Río de Janeiro, ubicado entre la zona de la Saara y la Avenida Río Branco, la legendaria Confeitaria Colombo (Confitería Colón), de un estilo similar al Tortoni, más cercana a ser un atractivo turístico o una locación para alguna telenovela de esas de O Globo que para sentarse y disfrutar un café.

Luego seguiríamos caminando hacia la Catedral de Río, pero esa es otra historia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión? aprovecha de comentar y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!