10 de julio de 2013

Finde Largo: Recorrido por Bodegas de Mendoza

Bodegas de Mendoza: Bodegas López
Había llegado el momento, llegaban a buscarnos para realizar nuestro primer tour por las Bodegas de Mendoza. Los tipos estaban en punto a la hora indicada. Se bajó una guía menuda, a llamarnos por nuestros apellidos y ya, estábamos en la combi.  Cuando subimos, no éramos los únicos en el vehículo, había una pareja de chilenos  no mayores de 35 años que descubriríamos eran unos insufribles de primera, pero bueno, no eran los únicos que subirían al tour nuestro. Pasaríamos a buscar a una abuela con  sus dos nietas (quienes a lo largo del recorrido harían comprar todo el alcohol posible a la doña), a una familia de Entre Ríos, una pareja de brasileños de edad madura, quienes al parecer estaban desconectados de lo que pasaba en esos días en Brasil y un par de tipas de Buenos Aires que por lo que se escuchaba en la combi (ya que hablaban para llamar la atención) una de ellas se hizo una operación estética y no había quedado conforme con los resultados. Tras pasar a buscar a toda esta variopinta selección de pasajeros, nos fuimos a la primera de las bodegas de Mendoza que conoceríamos: Bodegas López.

Ubicada a unos 20 minutos en vehículo en un sector del conurbano mendocino, en el municipio de Maipú, Bodegas López es el más claro ejemplo del fuerte cambio que se ha dado en la industria vitivinicultora mendocina, de pasar de ser una producción barata y popular (Vasco Viejo, Traful y López) a ofrecer productos premium. Y un subproducto de esto es que las plantas industriales del vino pasen a ser atractivos turísticos,  las "Bodegas de Mendoza". Pero no era el momento a pensar sino de disfrutar el paseo. Una atractiva guía (que terminó siendo también vendedora de vinos al final del recorrido) nos hizo un paseo por las instalaciones de López, tanto por la parte industrial como la que se usaba anteriormente, para luego hacer una degustación de vino y finalizar en la tienda de la bodega. Una cosa que nos tocaría ver en todos los recorridos de este finde largo es el hecho de la gran cantidad de gente que estaba en cada lugar, 3, 4 o 5 combis y buses en cada parada, lo cual demuestra la importancia de estos recorridos en el circuito mendocino.

Bodegas de Mendoza: Pasrai
Después de acá, nos llevaron a una Fábrica de Aceite de Oliva, Pasrai, que hacía las cosas de la manera tradicional. Ubicada también en el municipio de Maipú, esta funciona en un lugar que ocupa una vieja y abría los turistas en pleno proceso productiva, a diferencia de Bodegas López, que no se veía nadie trabajando. No tuvimos que esperar mucho tiempo para que la guía nos hiciera una rápida exposición de cómo se elabora el aceite de oliva, para luego llevarnos a la degustación y oferta de Pasrai.



Tras estar algo menos de una hora, nos fuimos a la última de las bodegas de Mendoza que recorreríamos, Cavas de Don Arturo, la cual se encuentra en un sector mucho más alejado, en el sector de Lunlunta. Esta era un viejo emprendimiento que se dedica solamente a la exportación hacia los Estados Unidos, con métodos mucho más artesanales y bastante familiar (hasta la hija del don nos terminó vendiendo vino). Acá la degustación de mosto fue más generosa, quedando quien escribe esto un poco mareado...

Bodegas de Mendoza: Cavas de Don Arturo
En resumen: Algo más de 5 de horas de recorrido por 100 pesos por persona (12,5 dólares cambio blue) y recorrer dos bodegas de Mendoza y una fábrica de aceite de oliva, puede ser una excelente alternativa para conocer algo de la industria del vino y del aceite de Oliva que existe en Mendoza, Argentina. Recomendable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión? aprovecha de comentar y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!