martes, 26 de agosto de 2014

Terminal Pajaritos

Terminal Pajaritos
El Terminal Pajaritos o Estación Intermodal Pajaritos es una de las más importantes terminales de buses y estación de metro de Santiago de Chile. Ubicado en el oeste de la capital chilena, en la comuna de Lo Prado.  prácticamente donde comienza la autopista ruta 68 con destino a Valparaíso y Viña del Mar, es la suma de estación del metro (Pajaritos, Línea 1 del metro) con un terminal de buses locales e interprovinciales, dado que desde acá se pueden tomar buses (micros) para Curacaví y para las ciudades  de Viña del Mar, Valparaíso, Quilpué y Villa Alemana, estas últimas en la región de Valparaíso. También en el Terminal Pajaritos se pueden tomar buses para el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benitez desde las 6 am hasta las 24 horas, siendo realmente un punto estratégico tanto para ir a Valparaíso y Viña del Mar como al Aeropuerto y como al resto de Santiago y viceversa, dado que el Terminal Pajaritos es prácticamente tanto el primer como el último punto de Santiago para abordar y bajar de buses de mediana y larga distancia junto con ser la puerta de entrada a la amplia red del metro, con el que se puede llegar a gran parte de la ciudad.

Remodelacicones en el Terminal Pajaritos
Actualmente, el Terminal Pajaritos está en proceso de ampliación (agosto de 2014), dado que el flujo de pasajeros ha crecido en el último tiempo (tanto en el metro como en el terminal de buses) lo que ha obligado a invertir en infraestructura y mientras duren estos trabajos, los buses al aeropuerto (CentroPuerto y Turbus) están saliendo de unos andenes (plataformas)  provisorios que se encuentra en el extremo oriental del mismo.


Algunas de las empresas que salen del Terminal Pajaritos son:

Pullman Bus: Valparaíso, Viña del Mar, Quilpué, Villa Alemana y Curacaví

Tur Bus: Valparaíso, Viña del Mar, Quilpué, Villa Alemana y Aeropuerto de Santiago

CentroPuerto:  Viaja con destino al Aeropuerto de Santiago

Buses Romani:  Viña del Mar

Atevil: Curacaví

Ruta Curacaví: Curacaví


miércoles, 20 de agosto de 2014

Volar en Aerolíneas Argentinas

Volar en Aerolíneas Argentinas: embarcando a Santiago
Durante mucho tiempo, el volar en Aerolíneas Argentinas ni siquiera estaba en nuestros planes. En nuestros viajes a Brasil o Chile, siempre volamos en LAN, TAM, la fenecida Pluna y Sky Airline, pero nunca en Aerolíneas por su "supuesta mala fama" de que el servicio era poco mas que un desastre con alas. Pero en nuestro último viaje a Chile en estos días, decidimos volar en Aerolineas Argentinas para que onda era el servicio y si realmente era tan malo como algunos vociferan, pero para nada, todo el proceso de viaje con ellos fue de primera.

Todo comenzó cuando comenzamos a cotizar para volar a Chile en el finde largo de agosto y vimos que por horario y precio, Aerolíneas Argentinas ofrecía una opción interesante, unos 2700 ARS ida y vuelta. Dijimos, ya esta es la nuestra y compramos en la web de la compañía, eso sí en las clásicas 12 cuotas sin interés que ofrece a buena parte de las tarjetas de crédito de bancos argentinos. El proceso de compra fue fácil y amigable para el usuario, quedando en pocos minutos confirmada la compra.  Luego, a unas 24 horas antes de volar, la compañía te manda un correo recordándote el itinerario y con una recomendación para realizar el check in vía web, con el que se gana tiempo y no hay que hacer las 3 horas de espera antes del vuelo, el cual nos vino bien, dado que el vuelo de ida a Santiago, el AR 1280 salía a las 6:45 am.

Nuestro vuelo salió del Aeropuerto de Ezeiza (aunque la mayoría de los vuelos regionales de Aerolíneas Argentinas sale desde Aeroparque, decidimos salir de Ezeiza ya que el  valor del pasaje es algo menor en relación a los que salen de Aeroparque)  en el moderno terminal C, lugar de salida de los vuelos de la compañía de bandera argentina. Aquí dijimos, esta es la prueba de fuego (hacía un par de días antes de nuestro viaje, había ocurrido una huelga de pilotos  de Aerolíneas y Austral que desquició las salidas en Ezeiza y Aeroparque). Pero por suerte no paso nada, ni huelga ni atrasos ni nada, el vuelo salió a la hora sin mayores problemas.  Ya en el avión, lo que me sorprendió era el estado del mismo: limpio, prolijo y sobretodo asientos mucho más cómodos que TAM. El vuelo a Santiago ni lo sentí, ya que dormí 3/4 del mismo, llegando a Santiago a la hora prevista (8:00 am hora local).

Volar en Aerolíneas Argentinas: catering
Transcurrieron nuestros días en Chile, había que volver a casa. Nuevamente el email de Aerolíneas Argentinas nos recordó nuestro vuelo de vuelta y como en la vez anterior, hicimos el check in online, lo que nos permitió llegar tranquilos al Aeropuerto de Santiago de Chile (Pudahuel) sin que tener que hacer largas filas para el check in...ya que mientras que la fila para el vuelo 1287 de Santiago a Ezeiza ( Buenos Aires) era larga, la nuestra eran 2 personas y listo, dejamos maletas y a comer algo para luego hacer migraciones (policía internacional) y esperar el vuelo, el cual fue puntual como el de ida. Ya en el avión, prácticamente fue igual que el vuelo de ida, eso sí, con una tripulación bastante atenta y con una actitud de franca buena onda  con el pasajero que contrastaba largamente con las azafatas y sobrecargos de vuelos de otras compañías que hacen el mismo trayecto. ¿El catering? 2 sandwichs de miga que estaban buenos, nada que decir del mismo (tomemos en cuenta que el vuelo es de 1:45 horas).

Finalmente llegamos a Ezeiza sin contratiempos y a la hora prevista en el itinerario. ¿Que más se puede decir? que Aerolíneas Argentinas tiene un servicio que nada tiene que envidiar a otras líneas aéreas del barrio y tiene precios competitivos que la convierten en una buena alternativa para viajar.

Volar en Aerolíneas Argentinas para este blog:

Lo mejor:  el servicio posventa, la limpieza y atención al pasajero.

Lo peor: Nada y ojo, no es una publinota, tal vez, falta de mayor entretenimiento a bordo, pero como el vuelo es de 1:45 horas, no lo precisa

Recomendado: Este blog recomienda volar por Aerolíneas Argentinas