martes, 22 de julio de 2014

¿Donde comer en el Centro Histórico del DF?

¿Donde comer en el Centro Histórico del DF?
El Centro Histórico del DF, sin duda alguna, es el corazón de la capital mexicana. Quien escribe en este blog, vivió varios años en México y uno de sus destinos favoritos era (y es) la Ciudad de México, aunque no sólo por sus museos o por su impresionante Zócalo, sino que por la oferta culinaria existente. Descontando los cientos de  locales de comida rápida (a la que son tan afectos los mexicanos) que han inundado la zona en los últimos 15 años, todavía siguen existiendo una serie de alternativas para comer bien y a buen precio en el Centro Histórico del DF.

El primer lugar que mencionaremos es el Popular. Ubicado en la calle 5 de Mayo, es un clásico café de chinos (pero sin ofrecer comida china) el cual tiene la particularidad de estar abierto las 24 horas del día. Esto hizo que quien escriba fuera a comer ya sea a las 14 horas o a las 2 am sin  mayores problemas. No espere un menú sotisficado, sino que encontrará chilaquiles, carne asada, sopa de pasta, sopa azteca (sopa de tortilla), arroz, huevos rancheros, en otras palabras, un menú estándar mexicano. También tiene un menú económico, llamado "comida corrida" que no cuesta más de 5 dólares. Lo mejor: los precios y la calidad de la comida, Lo peor: El espacio pequeño y las filas para entrar a la hora del almuerzo en los domingos. El Popular se encuentra en 5 de Mayo 52, entre el Hotel Zamora y el Washington (metro Allende, linea 2)

El segundo lugar donde comer en el Centro Histórico del DF es La Pagoda. Otro café de chinos, prácticamente un clón del Popular, en términos de menú, estilo y horario, pero  La Pagoda mucho más grande y amplia, lo cual permite ir sin problemas en cualquier momento del día. Lo mejor: el menú, la "comida corrida" y el precio. Lo peor: que sea una especie de clón del Popular.  La Pagoda se encuentra en 5 de Mayo 10, a pasos del eje Central y del Palacio de Bellas Artes (metro Bellas Artes)

Costado del Zócalo, Ciudad de México
Una tercera alternativa para comer en el Centro Histórico del DF es el Restaurante Danubio. Este es un clásico de la clase media mexicana, lugar visitado históricamente por artistas e intelectuales, el cual ofrece una oferta que no es de bajo presupuesto como la del Popular o La Pagoda, pero realmente se come más que bien. Tiene una carta especializado en pescados, mariscos además de una amplia carta de vinos (principalmente españoles) y también ofrece un menú "económico" de 25 dólares al almuerzo. Lo mejor: el menú y la carta de vinos. Lo peor: los precios. El Restaurante Danubio se encuentra en  Uruguay  3, a pasos del eje central y de la plaza de la Computación (metro San Juan de Letrán)

Una cuarta alternativa que podemos mencionar en este listado es el Samborns de la Casa de los Azulejos. Histórica casa con varios siglos, donde se mezclan murales de Orozco en la puerta de los baños y azulejos en sus paredes,  actualmente es uno de los más hermosos restaurantes que se encuentran en el centro histórico, pese a ser de  la cadena Sanborns y ofrecer un menú amplio pero a veces mustio y sin alma, propio de negocios de este tipo. Lo mejor:  el ambiente y el refill del café americano. Lo peor: que sea parte de una cadena. El Samborns de la Casa de los Azulejos se encuentra en Francisco I. Madero, 4, al frente de la torre Latinoamericana (metro Bellas Artes o San Juan de Letrán)

Una quinta opción que se puede encontrar en el Centro Histórico, aunque estrictamente no es para comer, es el legendario Salón Corona, el que en el último tiempo pasó de ser un bar con onda  a ser una cadena, perdiendo algo de su encanto, pero sin duda, el original  ubicado en calle Bolivar sigue siendo el mejor de todos. Acá aparte de encontrar cervezas y micheladas, también se pueden encontrar tacos, ceviches, tortas (sandwichs) y consomés, los cuales pueden saciar el hambre. Lo mejor: el ambiente. Lo peor: que se haya convertido en una cadena. La casa matríz del Salón Corona, se encuentra en Calle Bolivar 24 (metro Allende)

Una sexta alternativa para comer en el Centro Histórico del DF, es el ya clásico Café de Tacuba. Ubicado en la calle del mismo nombre y  que sin duda inspiró para bautizarse a la popular banda mexicana  Café Tacuba, se emplaza a pasos de la estación del metro Allende, entre medio de una calle atestada de vendedores ambulantes y gente por buena parte del día, pero al cruzar la puerta del Café de Tacuba, se entra prácticamente a otra dimensión, un oasis de remanso y tranquilidad, en un local que mezcla el pasado colonial con lo tradicional mexicano. Con respecto a la carta, esta es mexicana tradicional donde destacan platillos como Pozole, Tacos Playeros y Carne de res (vacuno) con  Mole. Lo mejor: la ambientación y el estilo. Lo peor: los precios, algo caros. El Café de Tacuba está en Tacuba 25, a pasos de la estación del metro Allende.

viernes, 18 de julio de 2014

Última parada: Salta

Calle Caseros bajo la lluvia, Salta


Tras un largo viaje desde San Pedro de Atacama, llegamos hechos literalmente mierda a Salta. Mi mujer y compañera de viajes venía con fiebre y fuertes dolores en la panza...todo mal, así que llegamos, pesqué las dos mochilas y tomamos un taxi para el centro, para buscar alojamiento. Por suerte, encontramos un lugar bueno, bonito y barato, a una cuadra de la plaza 9 de Julio, el Hostal América, así que nos instalamos y mi mujer seguía igual, así que llamamos al seguro médico de ella para que viniera un médico a revisarla, el cual vino luego de un rato largo, la vieron, le dieron 48 horas de reposo y  dieta líquida. Estos impodenrables pasan en los viajes, no todo es glamour y  lindos lugares, por suerte el seguro funcionó y bueno, aprovechar la escala forzada para descansar y dormir largo y tendido un par de días. Al día siguiente, mi mujer se sentía mucho mejor, así que salimos a la tarde (despues del parón que es la siesta) a caminar por lo que nos quedaba por conocer o recorrer de la urbe salteña. Dimos una vuelta por la Balcarce, antiguamente conocido por ser el lugar de las peñas salteñas pero hoy más parecido a un Palermo del NOA, mezclando folclor y música electrónica en menos de 3 cuadras, lo cual se me hizo algo bizarro...pero bueee, gustos son gustos.

 Luego en la tarde noche, caminamos tranquilamente bajo la llovizna por la plaza 9 de Julio, el verdadero corazón de la ciudad, donde confirmé una cosa que me llamó la atención fuertemente: muchas parejas de recién casados de sectores populares salteños, llegaban a sacarse fotos a la catedral, primero pensábamos que se casaban ahí, pero no, llegaban a sacarse fotos a las puertas de una catedral cerrada, en una clara situación de aspirar a tener la bendición de la tradición, de esa que no pueden pagar (solo los más acomodados en Salta pueden pagar el arriendo de la misma para un matrimonio....) y de cual estarán siempre lejos por ser de los sectores populares de la ciudad. Son de esa ciudad que no es para la vista del turismo y que se encuentra más allá del Parque San Martín,  esa ciudad popular que hace Carnaval lejos del centro, de esa ciudad  popular que se va a enfiestarse a Cafayate para la serenata, de esa Salta colla, mestiza y criolla que ha sido negada una u otra vez, en otras palabras, las fotos matrimoniales en la catedral son la representación de un orden social que sigue existiendo en Salta, esa Argentina tan diferente a Buenos Aires (a la cual teníamos que volver), tan lejana no sólo en kilómetros sino que mental y culturalmente...un país totalmente diferente, pero igualmente interesante que merece ser recorrido con calma y tranquilidad, algo que buscaremos hacer más pronto que tarde.

Viajamos al día siguiente en micro (bus), en un suite de Balut, (900 ARS en 3 cuotas y 20 horas de viaje, mucho más barato que comprarlo online), un viaje cómodo, en un bus con cama y programación  de TV personalizado, ideal para un recorrido largo como este. El servicio incluía almuerzo arriba del micro, una merienda, cena en el mismo comedor de Ceres a la ida y un desayuno antes de llegar a la terminal de Retiro. Volvimos a una silenciosa Buenos Aires que aún no despertaba, pero a medida que avanzábamos en el taxi para nuestro hogar, la gente salía de sus casas y departamentos para otra jornada más, era el fin de nuestras vacaciones pero el comienzo de planear los próximos viajes.


lunes, 14 de julio de 2014

Terminal de Ómnibus de Salta

Terminal de Ómnibuses de Salta
La Terminal de Ómnibus de Salta, es sin duda, la principal terminal de ómnibuses (buses o camiones) no solo de la provincia de Salta sino que de todo el Noroeste Argentino (NOA). Ubicada a pocas cuadras del centro de la ciudad y a sólo unos pasos del Parque General San Martín, desde acá se puede viajar prácticamente a todo el NOA, especialmente a la Quebrada de Humahuaca, además de diversas ciudades en la Argentina como Mendoza, Rosario, Córdoba, San Juan, Resistencia, Buenos Aires y otras. También desde acá se puede viajar al norte de Chile, especialmente a San Pedro de Atacama, Calama e Iquique. Pese a ser relativamente nueva, la Terminal de Ómnibus de Salta se encuentra a simple vista sucia y descuidada, además de ser una especie de dormitorio popular para todos quienes no tengan dinero para dormir en alguna pensión u hotel en Salta, ya que en la temporada de verano no es infrecuente ver a mochileros gasoleros (viajeros con poco dinero) durmiendo literalmente en el suelo, lo cual hace bastante precario el entorno.

En relación a las facilidades para el visitante que se pueden encontrar en la Terminal de Ómnibus de Salta, además de los baños (que están bastante descuidados y con sus paredes rayadas una y otra vez), se pueden encontrar un cajero automático del Banco Macro, un locutorio (centro de llamados/caseta), una confitería y una panadería, además de un puesto de informaciones turísticas, el cual sólo entrega un miserable mapa, lo cual denota poco interés por el turismo terrestre por parte de la autoridad turística provincial.

Terminal de Ómnibus de Salta
Con respecto a las empresas que salen desde la Terminal de Ómnibus de Salta, podemos mencionar las siguientes:

Andesmar/Tramat: Tartagal, Pocitos, Salvador Mazza, Tucuman, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza,, Córdoba, Santa Rosa, Carmen de Patagones, Viedma, Río Gallegos y San Pedro de Atacama, Calama e Iquique (Chile)

Via Tac:  San Salvador de Jujuy, Tucuman, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza

Tigre Iguazu: Roque Sáenz Peña, Resistencia, Formosa, Clorinda

Vosa: Tucuman y Buenos Aires

Ale Hermanos: Cachi (depende de condiciones climáticas), San Antonio de los Cobres, Chicoana, Los Rosales,

Mercobus: Córdoba, Metán, Tucumán, Jesus María

Flecha Bus: Buenos Aires, Tucuman, Corrientes, Santiago del Estero, Rosario, Cafayate

Balut: La Quiaca, Humahuaca,. Tilcara, San Salvador de Jujuy, Palpalá, Perico, Tucumán, Córdoba, Rosario, Santiago del Estero, Rafaela, Pacheco, Talar, Buenos Aires (Liniers y Retiro)

Brown: Buenos Aires, La Plata

Chevallier: Buenos Aires, Tucumán, Santiago del Estero, Rosario

La Veloz del Norte: Güemes, Perico, Palpalá, San Salvador de Jujuy, Tilcara, Humahuaca, La Quiaca, Tucumán, Santiago del Estero, Corrientes,  Córdoba, Rosario, Rafaela, Buenos Aires (Retiro y Liniers)

Pullman Bus: San Pedro de Atacama y Calama (Chile)

Frontera del Norte: San Pedro de Atacama, Calama 

Buses Géminis: San Pedro de Atacama, Calama, Iquique y Arica (Chile)