miércoles, 29 de julio de 2015

De Quito a Buenos Aires: Lima

Lima, 2015
Habíamos llegado a Lima, una ciudad caótica y fascinantes como pocas en Sudamérica. No era nuestra primera vez en la capital peruana, pero hacía más de 5 años que no andaba por ella. A simple vista,  Lima poco a poco se está transformando en una ciudad de rascacielos, centros comerciales que pueblan hasta los lugares más impensados de la urbe junto con transportes urbanos coordinados (Metropolitano, Metro) que buscan dar algo de orden al caos que ha generado el libremercado, aplicado con gran vehemencia desde los años 90 por el controvertido (aunque amado por millones de peruanos) Alberto Fujimori, Alan García (reciclado cual ave Fenix) y Ollanta Humala, aplicando una versión peruana de la receta neoliberal chilena.

Por ello no debe extrañar a quien llega a esta ciudad desde Chile ver una multitud de tiendas Ripley, Falabella (llamadas localmente SagaFalabella), Sodimac, Tottus, todas tiendas y cadenas que se encuentran en el vecino del sur, además de que cadenas emblemáticas como Wong sean actualmente propiedad del monstruo chileno del retail, Cencosud. Pero más allá de los cambios económicos y comerciales que se suceden en esta urbe de más de 9 millones de personas apiñadas entre el mar y la sierra, Lima mantiene su esencia, de ser esa ciudad donde se cruza de manera única la herencia colonial, la afroperuana, la andina y la chola (ojo, no uso cholo de manera despectiva, todo lo contrario, quien escribe se asume peruanofilo), donde se puede comer tanto en los restoranes elegantes de Barranco como en las cocinerias de -no tan bajos precios como hace algunos años- que pueblan toda la ciudad.



Lima, 2015
Una cosa que llamó la atención a quien escribe, es el cambio de color que está tomando el Cercado (centro). De la última vez que recorrí sus calles, estas estaban con el gris que era como el sello característico del centro, esa legión de caserones coloniales a punto de caerse y de edificios de bloque tan propios del siglo XX, han comenzado a tomar otro color. Una serie de murales están tomando algunas calles, saliendo de su escondite tradicional que era el Jirón Quilca, expandiéndose a otras calles de la señorial ciudad, lo cual sin duda, le da un aire nuevo a una ciudad adormecida por el tiempo.

Más allá de los cambios cosméticos, y como dije en un posteo anterior, Lima es de esas ciudades que a pesar que no viví allí, de una u otra manera me retrotraen a la infancia. De ahí que le tenga cierto grado de cariño.


domingo, 19 de julio de 2015

Declaración de Principios

Una verdadera declaración de principios


A veces cuando se viaja, se pueden encontrar imágenes como esta. Esta fue obtenida en Lima, en uno de los tantos murales que comienzan a adornar lentamente las grises paredes del Cercado (centro) limeño. Tal como aparece en la frase del mural fotografiado: "El mundo es un libro y el que no viaja sólo ve una página" esta se ha transformado en una verdadera declaración de principios de este blog. Hay que viajar para ver más allá de tu zona de confort, ver más allá de tu vida cotidiana, ver más allá de la pantalla de tu computador, tablet o smartphone. Es cierto, no todos pueden estar viajando todo el tiempo,  pero por lo menos, la  siguiente vez que puedas salir, aprovecha de mirar, observar y de conocer más allá del tour o del paquete turístico. Ponte en prueba y observa otras realidades, cosmovisiones y estilos de vida, pueden ser diferentes y extrañas, pero son tan válidas e iguales como la tuya. Ese es el secreto del viajar, mucho más que sacarte la inefable selfie o el acumular kilómetros (o millas) en tu tarjeta de tu línea aérea,es simplemente salir de tu rancho y ver que el mundo es más grande que tus prejuicios. Sólo por eso se debe viajar, para romper con los mitos y vivir más libre.....nada más. 

jueves, 9 de julio de 2015

Dinero en Perú: algunos tips

Monedas peruanas (2015)
Manejarse con el dinero en Perú (como en toda América Latina) tiene ciertas particularidades, sobretodo si se es turista o viajero, las que por momentos pueden causarte algunos dolores de cabeza y perder dinero de manera innecesaria.

Es por ello que en este posteo mencionaremos algunos tips  y consejos para que tu dinero en Perú te cunda de una mejor manera como para evitar malos ratos innecesarios, sobretodo con el cambio de divisas.

Cambiar dinero: La moneda más valorada en Perú -como en buena parte de Sudamérica- es el dólar estadounidense, la cual es una virtual segunda moneda en el país. Pero eso sí, cambiar dinero puede ser una verdadera tortura si los dólares que llevas a mano tienen una pequeña rasgadura o están muy arrugados, ya que simplemente no los reciben, aunque sean billetes de 5 dólares. Por ello, si andas con dólares en Perú, trata en lo posible tenerlos lo más cuidado posible. 

¿Donde cambiar dinero en Perú? Una de las particularidades de cambiar dinero en Perú, es la cantidad de lugares donde se pueden cambiar dinero. Casas de cambio, cambistas callejeros, Banco de la Nación o negocios en localidades turísticas  como Mancora cambian dólares por Soles, pero por lo general, el mejor cambio en las grandes ciudades como Lima, Cusco o Arequipa se encuentra con los cambistas que se encuentran en zonas céntricas. En el caso de Lima, los cambistas se encuentran en el Jirón de la Unión, Plaza San Martín o Óvalo Miraflores, entre Saga Falabella y la Avenida Larco. En Cusco, por la Avenida del Sol y en Arequipa, en las cercanías de la Plaza de Armas. En Tacna, se puede cambiar a los cambistas que se encuentran sentados dentro del Terminal Internacional como los que se encuentran cerca de la Catedral.  Con respecto a las monedas de los países limítrofes, solo se pueden cambiar de manera optima en localidades fronterizas, tal es el caso de los Pesos Colombianos o Reales que se pueden cambiar en Santa Rosa (cerca de Leticia, Colombia y Tabatinga, Brasil), Bolivianos en Desaguadero/Puno y Pesos Chilenos en Tacna. Llegar con otras divisas sudamericanas como el Peso Argentino, obliga a quienes lo posean literalmente a tener que preguntar en más de una casa de cambios para conseguir un buen cambio. Por ello, la recomendación en lo posible es traer dólares o euros (en el caso de que se venga desde Europa) evitando en lo posible tener dinero latinoamericano a menos que se tenga que volver al país de origen.

Cajeros Automáticos en Perú: La principal red -ademas del Estatal Banco de la Nación y la de los bancos privados- son los de Global Net, los cuales pueden dar tanto Soles o Dólares. Pero eso sí, no te confíes, dado que en muchas localidades turísticas como Mancora, no aceptan tarjetas del exterior, sólo las emitidas en Perú. Por ello, recomendable si vas a sacar dinero desde un cajero automático, lo saques en las principales ciudades y en  grandes cantidades, para no tener problemas de efectivo en el viaje.

¿Cómo es el dinero en Perú? La moneda oficial peruana es el Sol (S/.) se divide en 100 céntimos. Las monedas que existen hoy en día son: 1 centimo (apenas se usa), 5 céntimos, 10 céntimos, 20 céntimos, 50 céntimos, 1 Sol, 2 y 5 Soles. Los billetes son de 10, 20, 50, 100 y 200 Soles. Tome en cuenta que cuando pague con billetes dentro de Perú, generalmente serán revisado más de una vez, dado que en el país circula una cantidad no despreciable de dinero falso. Por ello cuando cambie dinero trate de revisar bien los billetes, revisando el sello de agua y raspando los billetes (si son lisos son falsos y si siente texturas son verdaderos). A diferencia de otros países latinoamericanos, donde el tener cambio en los negocios puede ser problemático (chicles a falta de centavos en Argentina) en Perú no es problema, dado la gran cantidad de monedas que circulan.


             ¿Cual ha sido tu experiencia monetaria en Perú? Cuéntala en este Blog!!!!!